Como ya habíamos estado con otro grupo hace un tiempo, recomendé esta casa rural a mis amigos y pasó lo que tenía que pasar….que les encantó.
Unas habitaciones enormes, cada una con su baño particular, diferentes zonas comunes, salón, terraza cerrada junto a la cocina, dos terrazas exteriores, amplia zona ajardinada y una piscina, que sin ser climatizada, al estar cubierta te podías bañar a finales de septiembre EN SEGOVIA!!!!.
Con toda la equipación necesaria para que no te hiciese falta llevar nada más que la comida hemos pasado uno de los mejores fines de semana que recuerdo junto a mis amigos de toda la vida gracias al Balcón de Pilatos.

….y eso no se paga con dinero.