Recientemente he tenido la oportunidad de disfrutar de una semana de vacaciones con la familia y poder estar todos juntos en la misma casa, cada uno en su habitación y baño, ha sido algo maravilloso. Sin olvidar la tranquilidad que nos ha dado, el saber que nuestros hijos, han podido disfrutar, correteando por el jardín, sin que nada pudiera pasar.
Francamente recomendable si quieres ir con tu familia para relajarte y disfrutar de la naturaleza.